CÁNCER ORAL: Síntomas y tratamiento

El cáncer de cabeza y cuello se considera la 7º neoplasia en frecuencia en el mundo y el 40% de los casos tienen asiento en la cavidad oral, principalmente lengua, labios y suelo de la boca, así como orofaringe, la parte vinculada con la boca de la faringe. La mayoría de los cánceres orales son carcinomas de células escamosas, que tienden a diseminarse rápidamente. Es por ello que nos parece de vital importancia hablar sobre este tipo de cáncer, apostando por la prevención y el diagnóstico precoz.

Debemos estar muy atentos a cualquier herida en la boca.

¿Cuáles son los principales factores de riesgo? 

El cáncer oral tiene una frecuencia mayor en fumadores y grandes bebedores, especialmente cuando se produce la sinergia de ambos factores, nefasta para su desarrollo.

Es un cáncer que afecta mas frecuentemente a hombres, si bien en los últimos años la tendencia tiende a igualarse, debido al aumento en el consumo de tabaco en las mujeres.

Otros factores de riesgo pueden ser:

  • El traumatismo crónico (a causa, por ejemplo, de dientes o dentaduras postizas mal ajustadas).
  • El virus del papiloma humano (VPH).
  • Medicación como inmunodepresores, que afectan y debilitan el sistema inmunitario.
  • Una higiene bucodental deficiente.

¿Qué síntomas presenta? 

El cáncer oral puede ser detectado fácilmente al estar en una zona visible, lo que favorece su diagnóstico. Puede desarrollarse a partir lesiones o condiciones precancerosas o bien como una lesión espontánea. Debemos de vigilar especialmente las manchas blancas que no se desprenden con el raspado, especialmente en pacientes fumadores o bebedores.

Una imagen del chequeo completo que podemos llevar a cabo.

Una vez instaurada la enfermedad, puede manifestarse como una lesión de carácter ulcerado, rojiza y dura al tacto e infiltrante, dificultando a veces el habla o la masticación.

Cualquier lesión que después de 15 días de retirar el estimulo que la produce no desaparece debe biopsiarse, pues permitirá conocer su origen y motivo. En caso de tratarse de un cáncer oral, en el momento que se realice el diagnóstico, deberá desarrollarse un estudio de lesión, para conocer su tamaño, infiltración y si está diseminada o no.

¿Qué tratamiento ha de seguirse? 

El tratamiento de elección es el quirúrgico, realizando la resección de la lesión con márgenes adecuados de seguridad y limpiando los ganglios del cuello que pueden verse afectados. En algunos casos se hace uso de la radioterapia complementaria, y en casos muy avanzados, de la quimioterapia.

Por supuesto, el tratamiento dependerá de factores propios de cada paciente y de su enfermedad: edad, estado general de salud, extensión y tolerancia del paciente a ciertos medicamentos, procedimientos o terapias.

¿Quieres saber más? Te dejamos la intervención del Doctor Pablo Rosado en el programa “De hoy no pasa” de TPA:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *